se vive con intenso dolor, con deseos de que la situación vivida sea producto de un mal sueño, involucra todo el entorno familiar con momentos de angustia, desesperanza y sufrimiento. Es mejor por tanto una mano amiga que nos ayude a entender las emociones que se están sintiendo. La muerte de un ser amado duele y no se encuentra palabra ni acción que nos ayude a mitigar este dolor.

Requerimos de tiempo para aceptar que nuestros seres queridos han partido antes que nosotros, nos preparamos para vivir pero no para morir, tampoco para enfrentar la pérdida de un ser querido. En Prometeo usted encontrara la debida orientación para vivir estos momentos. Usted y su familia pueden participar de nuestras conferencias, asistencia personalizada y grupos de apoyo.

Funeraria La Ermita tiene a su disposición su Unidad de Duelo, desde donde ofrece la asistencia y orientación que usted y su familia requieren.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *